rope bondage

Sin duda habrás visto esas preciosas fotos de bondage japones, con las delicadas muchachitas orientales atadas con rusticas cuerdas de cáñamo que forman increíbles geometrías sobre su cuerpo. Y claro, a la hora de elegir la cuerda para una escena de shibari inmediatamente pensaras en utilizar esa cuerda, es la autentica!

Pues si, pero no es la única que puedes usar. Cuerdas de algodón, yute e incluso cinta de bondage son elementos totalmente validos para realizar buena parte de las ataduras características del shibari
{reg}
Cada tipo de cuerda tiene su propia “velocidad”. Esto es que nos permite manejarla, deslizarla entre las manos o enrollarla entorno al cuerpo a una determinada velocidad. Mas rápido provocará quemaduras en la piel. Esta velocidad también nos dará el tempo de la escena. Con una cuerda lenta podemos entretenernos deslizando la cuerda sobre el cuerpo con firme suavidad. En una escena de asalto consensuado necesitaremos una cuerda mucho mas rápida que nos permita inmovilizar a la víctima en unos segundos y pasar a la acción

shibari Tipos de cuerda
Algodón: muy suave al tacto y fácil de usar, apropiada para iniciarse en el bondage o para un uso ocasional
Nylon: muy popular, disponible en casi todos los sex shops en infinidad de colores. Tacto suave y sedoso, pero bastante lenta y puede provocar quemaduras en la piel
Cáñamo y Yute: materiales tradicionales del las cuerdas de bondage japones. Si están adecuadamente tratadas son unas cuerdas excepcionales, impresiona su tacto, su olor y su velocidad de manejo
Seda: Un auténtico lujo asiático
Cuerda de Escalada: No es una cuerda apropiada para su uso sobre el cuerpo, resulta abrasiva y rígida

Preparación de la cuerda
Un consejo, a menos que tengas tiempo, espacio y autentica dedicación por el shibari, lo mejor es que compres cuerdas listas para su uso. Los procesos de acondicionamiento de la cuerda son largos, laboriosos y requieren de cierto espacio. Ocurre, que cuando te aficionas al shibari acabas empelando bastante cuerda, y realmente los rollos de cuerda sin preparar son mucho mas económicos que los que ya vienen cortados y listos para su uso

La cuerda de cáñamo puede ser tan suave como tu quieras o tiempo éstes dispuesto a dedicarle. La ventaja de preparar tu propia cuerda es que tendrá ese tacto peculiar que tanto te gusta. No olvidemos que en el shibari participan todos los sentidos, el tacto, la vista, el oído y el olfato

Método Tradicional
Este método es el elegido por muchos senseis orientales. Consiste en cocer las cuerdas en agua durante 5 horas, dejarlas secar durante al menos 4 días hasta que estén secas tanto por fuera como por dentro. El proceso de secado se debe realizar con la cuerda en tensión para evitar que pierda su firmeza. Después, con un pequeño soplete de gas o de alcohol se eliminaran todas las fibras que sobresalgan de la cuerda, con mucho cuidado de no quemar la propia cuerda. Una vez hecho esto se lava a mano la cuerda en agua fría sin detergente ni aditivos y se deja secar nuevamente.
shibari
Es el momento de encerarla, puedes optar por cera natural de abeja, o una buena cera para cuero. Con un algodón extiende la cera cuidadosamente sobre la cuerda, centímetro a centímetro. Durante este proceso se revisa si la cuerda contiene alguna impureza o aspereza par eliminarla. Se deja la cuerda con la cera durante un par de días mas
Ahora la cuerda debería estar lista para su uso. Si aun la notases áspera puedes volver a cocerla durante unas horas, con esto conseguirás que se elimine el exceso de cera y que al mismo tiempo la cera penetre mas profundamente en la cuerda suavizándola. Se vuelve a secar y ya tendrás una cuerda realmente suave y rápida en tus manos o deslizándose sobre tu cuerpo. Es un método largo, laborioso y molesto (la cocción de la cuerda apesta!) pero no encontraras otra cuerda como esta. Ya sólo tienes que partir la cuerda en las diferentes piezas que necesites

Longitud de la cuerda
En primer lugar, la longitud de la cuerda a elegir dependerá de las dimensiones del cuerpo de la persona que vamos a atar. No es lo mismo atar a una persona de cuerpo menudo que a una persona voluminosa. Por eso, las medidas tradicionales de las cuerdas en Japón son un poco mas cortas que las occidentales. Para su uso en cuerpos "occidentales" emplear cuerdas de 8 metros será una buena medida. A medida que avances y profundices en el shibari tu propia experiencia te dirá cuanta cuerda vas a necesitar para tu próxima sesión

Grosor de la cuerda
Para su uso en ataduras lo habitual es emplear cuerdas con grosores de entre 6 y 8 milímetros (aprox. 1/3 de pulgada). Cuerdas más finas son adecuadas para tortura genital, bondage de pelo, manos o pies. Debes tener en cuenta, que cuanto más fina sea la cuerda más se "clavará" en el cuerpo de la persona atada al aplicar presión

Como en muchas partes ofrecen las medidas de la cuerda en pies, esta es la unidad de conversión:
1 pie (feet) 0.30 metros
1 metro 3.28 pies (feet)
1 pulgada (inch) 2.54 cm
1 cm 0.39 pulgadas (inch)

Terminación de la cuerda
Como no podía ser de otra forma, la terminación de la cuerda también dependerá de los materiales de los que esta hecha y del uso al que la destines. Si va a estar en contacto con la piel debes evitar el uso de elementos rígidos o duros en su terminación, que acabarían lastimando a la persona atada. Por el contrario, si se trata de una cuerda de soporte, que une un gancho con la propia atadura, entonces podrás emplear sin temor cinta adhesiva. Con cuerdas textiles puedes emplear calor o esmalte de uñas para evitar que los extremos de sus cabos se deshilachen

Para una cuerda en contacto con la piel puedes optar por hacer unos nudos simples al final de cada cabo, desentrelazar unos centímetros al final de cada cabo y trenzarlos para que no se abran, o simplemente dejar los cabos sueltos
shibari
La cuerda se lava
Si, la cuerda se lava. En su uso se arrastra por el suelo, se manosea, esta en contacto con el cuerpo, su grasa y sus fluidos, ... después de unos usos conviene lavar la cuerda

La mejor forma es a mano, en agua templada, empleando un poquito de detergente suave, de los recomendados para lana, aclarándola muy bien, para garantizar que se eliminan todos los restos de detergente y otros productos químicos que pueda haber recogido la cuerda (por ejemplo desinfectante de superficies)

Si en la cuerda hay restos de cera (de las velas) para retirarla basta con aplicar agua caliente sobre la mancha de cera y esta se ablandará y soltara de la cuerda con facilidad y sin dejar residuos

Si hay manchas de sangre en la cuerda es conveniente dejarla en remojo unas 3 o 4 horas en agua fría antes de lavarla. Para esterilizar la cuerda hay diversos métodos (líquidos, autoclave, ...) pero, por el precio de la cuerda, realmente no merece la pena

La cuerda debe secarse siempre en tensión, para evitar que pierda firmeza. Al tacto parecerá que está seca en un par de días, pero el corazón de la cuerda tardará en torno a una semana en secarse. Por supuesto debe ponerse a secar en un lugar ventilado y protegido del sol y de las inclemencias del tiempo

Si una vez seca aprecias que hay un exceso de fibras sueltas puedes repasarla con un pequeño soplete. Esto debe hacerse con la cuerda en tensión, y teniendo mucho cuidado de no quemar la cuerda en sí.

Con la cuerda aun en tensión, el paso final para su mantenimiento es aplicarle algún tipo de aceite o cera, lo tradicional es emplear aceite de visón, pero como no es plan explotar a un pobre bicho para disfrutar del bondage os recomendamos que utilicéis aceites no animales e hipoalergénicos.

El uso de la cuerda provoca su desgaste, utiliza el sentido común para saber cuando retirar una cuerda

Conservación de la cuerda
Una ventaja de la cuerda es que es un útil fácil de transportar y almacenar. Si dispones de una colección de cuerdas razonable y las usas con frecuencia, es aconsejable que en alguna pared instales una serie de ganchos para colgarlas, cada pieza debidamente enrollada y un gancho por pieza. Si tu habilidad te lo permite, una buena forma de guardar las cuerdas es realizar una trenza con cada pieza en vez del tradicional enrollado

Si no vas a utilizar la cuerda con frecuencia lo mejor es guardarla formando un rollo flojo, así evitaremos que coja vicios y rigideces. Por supuesto, la cuerda debe almacenarse en un lugar seco y protegida de la luz solar, el polvo y otras porquerías

fotografías de RopeRookie

Artículo publicado originalmente en FETICHISMO TV
{/reg}