japan torture

Para disfrutar del bondage en toda su plenitud debemos mantener unas normas de seguridad básicas, normas que a quienes os encontréis inmersos en alguna faceta del estilo de vida bdsm os parecerán de sentido común. Pero hay que reconocer que el bondage, y particularmente el shibari, por su gran belleza estética, y su aura de exotismo y misterio es una practica que atrae irremisiblemente a cualquier persona que sienta un mínimo de curiosidad sexual. Este artículo no es una guía intensiva ni rigurosa, tan solo pretende recoger algunos consejos básicos para quienes quieran acercarse de forma segura y saludable al shibari

La primera medida de seguridad debe ser el sentido común

{reg}
Durante el desarrollo de la sesión, no debes arriesgarte con técnicas y ataduras que no domines, siempre será más placentera y segura una sesión en la que logréis llevar a cabo unas ataduras sencillas, pero eficaces que el frustrante y desesperante intento de intentar emular algunas imágenes realizadas por grandes maestros del shibari con décadas de experiencia y varios auxiliares que nunca verás en las fotos

Antes de comenzar la sesión los participantes deben llegar a un acuerdo sobre su desarrollo, limites, palabras y códigos de seguridad.

Cualquier problema de salud – POR AMBAS PARTES – debe ser comentado. Especialmente problemas circulatorios y respiratorios. El objetivo de esta medida es minimizar la posibilidad de accidentes. Imagínate que la persona dominante sufre un desvanecimiento por causa de la excitación durante la sesión y la persona atada no puede desligarse de la cuerda para auxiliarla

No drogas, no alcohol, ni antes, ni por supuesto durante, ni inmediatamente después. Siendo rigurosos aquí incluiremos el tabaco y el café por sus efectos sobre el sistema nervioso y la circulación. El uso de drogas reduce nuestra percepción de la realidad. Tampoco es aconsejable ingerir drogas o alcohol justo después de la sesión por dos razones fundamentales. Una es permitir a nuestro cuerpo y mente recuperarse de la sesión, la otra es mantener la lucidez y excitación provocadas durante la sesión para poder comentarla y analizarla “en caliente”
shibari
Si realizáis el bondage dentro de un juego D/s no confundáis el significado de los términos. Cuando una persona ata a otra lo hace para satisfacer a ambos. El dominante controla la escena, la dirige, focaliza y canaliza el placer de ambos, pero nunca debe ser un tirano. Es orgulloso no arrogante, debe comprender y aprender del sumiso con humildad. El respeto mutuo es un elemento indispensable para disfrutar del buen sexo, sea cual sea tu opción

Durante la sesión, el feedback entre dominante y sometido debe ser continuo, no es necesario parlotear, ya que esto rompería la concentración de ambos, pero entre las dos partes debe establecerse una comunicación, no necesariamente verbal, que permita al dominante saber cuando lo esta haciendo bien y cuando no. Donde provoca placer y donde la cuerda esta demasiado floja. La conversación extensa y detallada es mejor dejarla para el final de la sesión.

Las interrupciones deben minimizarse, ir al baño antes de comenzar, apagar los teléfonos, nada de niños ni mascotas que puedan interrumpir, cerrar las cortinas, tener agua a mano

Todos los materiales necesarios para la sesión deben estar preparados y listos para usarse antes de comenzar, comprobando especialmente que las cuerdas no presentan ningún daño o irregularidad que pueda suponer un punto de ruptura, o que puedan provocar daños no deseados. Si se va a emplear algún tipo de juguete sexual debe revisarse su limpieza y si es necesario lubricarlos antes de comenzar comprobando que tengan las baterías cargadas

Se debe tener a mano todo lo necesario para poder liberar a la persona atada rápidamente. Aun cuando tu técnica incluya ataduras seguras (de esas que se desatan con facilidad) nunca debes olvidar tus tijeras de seguridad

Tener a mano un botiquín es esencial, independientemente del nivel de dolor o castigo físico con el que deseéis jugar, es fundamental tener a mano los elementos necesarios para poder curar inmediatamente cualquier daño ocasionado

Tomar unas lecciones de primeros auxilios nunca está de mas, conocer las técnicas básicas de reanimación, o realizar curas básicas nos ayudaran en caso de que suframos algún accidente.

La persona que ata debe verificar continuamente el estado de salud de la persona atada, comprobar su temperatura corporal, su ritmo respiratorio, si muestra signos de congestión, ...

Los conocimientos de anatomía son fundamentales, debes saber donde se encuentran los principales grupos de músculos, los tendones y por supuesto conocer el sistema circulatorio. Nunca de deben realizar ataduras o presiones duraderas sobre tendones ni venas

Nunca, repito NUNCA realices una atadura en el cuello. Habrás visto imágenes en las que la cuerda emplea el cuello como punto de sujeción (agura) pero siempre pasando la cuerda por la parte posterior, nunca la anterior, y sin realizar presión sobre los laterales del cuello. Como principio debes evitar pasar una cuerda por el cuello y si vas a incluir esta parte del cuerpo en tus juegos preocupate de que la parte anterior del cuello quede libre, así como de que la presión sobre los laterales sea mínima. Por desgracia algunos fotógrafos y películas parecen ignorar los daños que la falta de sangre o oxigeno puede llegar a provocar en el cerebro

En caso de plantearse cualquier problema físico o emocional o indicios del mismo parar inmediatamente la sesión
shibari
Si no tienes experiencia es mejor comenzar realizando ataduras sobre los brazos y el pecho, para incorporar manos y pies cuando tengas algo mas de experiencia. En cualquier caso, las cuerdas deben estar firmes, que no es lo mismo que apretadas, pero si lo contrario que flojas. Una atadura floja puede ser peligrosa y en cualquier caso desarma la estética de la escena. En todo momento la comunicación entre ambos será fundamental para ir evolucionando la escena.

Precaución al utilizar soportes o algún otro tipo de estructura, comprueba que resistirá el peso, no te fíes de la solidez de tus paredes o muebles. La suspensión es una técnica que requiere amplia experiencia y habitualmente colaboradores o ayudantes

La norma básica de seguro, sensato y consensuado no es solo un eslogan, es un requisito para poder disfrutar de vuestras fantasías y juegos plenamente.

Fotos: JapanTorture

Artículo publicado originalmente en FETICHISMO TV

{/reg}