El pasado viernes, a partir de las 21:30 de la noche, fueron llegando al Nido del Escorpión los ocho comensales que finalmente asistieron al II encuentro de Nyotaimori. Ocho personas de procedencias, estilos y caracteres bien distintos, totalmente diferentes entre sí pero con una pasión común por la buena comida, la sensualidad y las experiencias [...]


El pasado viernes, a partir de las 21:30 de la noche, fueron llegando al Nido del Escorpión los ocho comensales que finalmente asistieron al II encuentro de Nyotaimori. Ocho personas de procedencias, estilos y caracteres bien distintos, totalmente diferentes entre sí pero con una pasión común por la buena comida, la sensualidad y las experiencias singulares.

Preparar una bandeja de body sushi es un proceso lento y laborioso, que lleva su tiempo y no puede apresurarse… Para entretener a los invitados durante este impasse, Lapidario (es decir, yo) y la increíble ladyPain preparamos un pequeño e improvisado paréntesis de bondage: siempre es un buen momento para sacar el yute rojo a pasear. En esta ocasión, todas las fotos son de Ramón Raluy.

IMG_6562

IMG_6571

IMG_6589

IMG_6596

IMG_6600

Mientras las cuerdas iban y venían en la sala principal, nuestra inimitable chef Lola terminaba los detalles de la primera bandeja, la hermosa Pili, en la sala japonesa…

IMG_6607

IMG_6604

Y así llegaron los comensales a tomar el primer plato, con una profesionalísima bandeja humana cuya calidez corporal mantuvo el sushi en la temperatura adecuada…

IMG_6641

Estrenábamos decoración en el Nido, por cierto: una tela colgante con un grabado precioso de una calígrafa japonesa…

IMG_6643

La bandeja de segundos fue ladyPain , y para degustar las viandas sobre su cuerpo atado dirigimos a los comensales a un segundo espacio del Nido, el horno panadero reconvertido en salita multiusos.

SEGUNDO PLATO

SegundosDOS

IMG_6697

IMG_6758

A estas alturas, y tras mucho ir y venir arriba y abajo llevando sake, preparando cosas y ayudando a Lola, mi amada Françoise y yo estábamos realmente agotados, pero aún así pudimos relajarnos un rato, ante los mochis y caramelos de postre, charlando animadamante con los invitados y haciendo una de las cosas que más disfrutamos ambos: hacer de anfitriones.

Y aquí termino esta pequeña crónica gráfica del encuentro: una cena con la que pretendíamos estimular los cinco sentidos, y que esperamos se repita muy, muy pronto. Porque nuestro gusto por el nyotaimori no deja de aumentar, jaja: aprendemos de todos los encuentros, y aspiramos a que cada uno sea mejor que el anterior.

Así que, hasta pronto…

Posted in Body sushi, Bondage, Eventos en el Nido Tagged: BDSM, Body sushi, Bondage, Eventos en el Nido, Japón, Nyotaimori, shibari, sushi

Posted: 2009-07-06 22:03:58Author:nidodelescorpion