Ya comenté en una ocasión los recuerdos de la infancia que me traían las navajas de barbero.


Con unos añitos más también alguna película japonesa donde se rapaba como muestra de su condición a los prisioneros dejó huella en mi poca memoria.


Este día convertí en tangible de nuevo mis deseos.


Alfil.


Hogar dulce hogar, 2008







Authors: Alfil

Ver fuente original del articulo