Vivimos en un contraste continuo, nos debatimos entre lo que queremos y lo que podemos, somos carne deseosa de lo que no tenemos. Pero de pronto, un día, descubrimos que los otros mundos podemos construirlos nosotros mismos si realmente lo deseamos.


Las fotos reflejan a la misma persona, un doctor Jeckil o un mister Hyde según se tercie.

Para mi esos fondos o escenarios donde las hacemos muestran donde nos encontramos en el día a día, así veo al mundo, una ruina. Pero en ese terreno de juego en el que estamos por más que nos pese, construimos nuestro espacio de gozo, nuestra pequeña isla de sentido que nos aporta el aire necesario.

Estas imagenes buscan ese contraste entre la escena y el escenario, lo que no encaja en él no deja de ser lo que nos da vida.


Aunque quien me asegura que la ruina no seamos nosotros mismos.

Alfil.

Capellades 2008, Montserrat 2003


Authors: Alfil

Ver fuente original del articulo