Oshu Adachigahara Hitotsuya no zu, en japonés original, o "La solitaria casa de Adachi Moor" en castellano. Esta ilustración pintada sobre madera en la segunda mitad del Siglo XIX por el artista Tsukioka Yoshitoshi representa la figura mítica de AdachiMoore, un ser que se alimentaba de la sangre de niños no natos.

The Lonely House on Adachi Moor
Por la parte que nos interesa, la estampa representa una forma primitiva y tosca de suspensión, que a nuestros ojos occidentales y saturados de imágenes de ataduras complejas puede resultar hasta poco interesante, pero en su momento, hace unas décadas, esta ilustración fue fuente de inspiración para el maestro Ito Seiyu, que intentó repetidas veces repetir la composición, e incluso llegó a realizar suspensiones con modelos embarazas con el animo de acercar su arte a la fuerza expresiva de esta imagen