Este largo paseo arbolado nos sobrecogió.

Los troncos, finos y largos, estaban cubiertos de musgo y una especie de líquenes donde se refugiaban infinitud de arañas que los recorrían con un nerviosismo evidente, casi el mismo que elora sentía tras la máscara retorciéndose para evitar el contacto de esa fresca y húmeda corteza.


Alfil

Château Bijoux, 2007





Este largo paseo arbolado nos sobrecogió.

Los troncos, finos y largos, estaban cubiertos de musgo y una especie de líquenes donde se refugiaban infinitud de arañas que los recorrían con un nerviosismo evidente, casi el mismo que elora sentía tras la máscara retorciéndose para evitar el contacto de esa fresca y húmeda corteza.


Alfil

Château Bijoux, 2007




Posted: 2007-09-28 12:05:00

Leer el Art