Uno de los últimos vídeos grabados por el maestro Yukimura Haruki antes de su fallecimiento, y para mi, sin duda alguna, el mejor tutorial sobre shibari que vi en mi vida.

En el vídeo vemos a Yukimura charlando con su modelo antes de empezar la sesión de shibari. Conversan distendidamente, creo entender que sobre la vergüenza, pero eso no es lo importante. Tampoco lo es el hecho, constatable y universal, de que mientras la modelo recoge una madeja de cuerdas, el atador prepara cuatro.

Lo relevante es lo que ocurre casi al final. Yukimura se acerca a la modelo, se sitúa tras ella, muy pegado. Como es característico en el semenawa. La abraza mientras le recoge las manos contra el pecho, y se obra la magia.

La modelo cambia su estado mental. Su actitud cambia por completo, ya está totalmente rendida y bajo el control del atador.